Copy-paste no jutsu

Lo que ni siquiera han logrado otras marcas, lo pudo hacer un colombiano, y más exactamente un antioqueño. En una pequeña habitación que servía como fábrica clandestina, ubicada en la carretera 52 con calle 100, sector El Playón de Medellín, la policía encontró a un hombre fabricando Coca – Cola.

Además del decomiso del líquido y los insumos, también fue capturado el hombre que fabricaba el producto y decomisado un vehículo donde era distribuida.

 Según informaron las autoridades “la compañía Coca – Cola puede emprender acciones legales, pues se les estaba dañando su buen nombre”.

 

Por extraño que parezca, un hombre casado, padre de un hijo y quien según manifestó “lo estaba haciendo desde hacía 8 días para conseguirse unos ahorros en diciembre”, tenía en su poder cerca de 300 Coca – Cola de 2 litros y medio, y unas 200 unidades de 600 mililitros, perfectamente empacadas y selladas, listas para su comercialización. Eso sin contar la cantidad de envases vacíos que estaban esperando para ser llenados con el inconfundible líquido negro, que desde hace unos 110 años se vende en la mayoría de países del mundo y recientemente cumplió 8 décadas en Colombia.

 

Fuente: Enchilame

Anuncios